viernes, 9 de octubre de 2015

La Virgen de Araceli y el convento franciscano de la Madre de Dios

Era la mañana del 27 de mayo de 1962. Pasadas las Fiestas Aracelitanas, la imagen de la excelsa patrona de Lucena, María Santísima de Araceli, se disponía a continuar su ronda de visitas a los distintos templos de la ciudad para conmemorar el IV centenario de su llegada a la localidad. Ese día, la Virgen de Araceli permaneció en los conventos de las carmelitas, que por entonces seguía en el lugar que nunca debió abandonar, y las clarisas, hoy desaparecidas. A continuación, fueron las agustinas de San Martín las que recibieron a la Señora en su casa antes de partir hasta el Valle. Al día siguiente, el 28 de mayo, puso rumbo a la iglesia franciscana de la Madre de Dios, donde sus devotos pudieron venerarla hasta la jornada siguiente, en la que retornó a San Mateo.

Traslado de la Virgen de Araceli en 1962. Foto www.virgendearaceli.com

Este esquema se siguió en la conmemoración del L aniversario de la coronación canónica, en 1998. La Virgen de Araceli visitó las iglesias de Lucena en dos tandas. Para recibir a la patrona en el templo franciscano salió a su encuentro la imagen de San Francisco de Asís. En el traslado de vuelta fue la imagen de San José la que acompañó a la Virgen de Araceli, en una emotiva procesión cuyo momento culminante fue el encuentro con Jesús Nazareno.
La Virgen de Araceli en los Frailes. Foto www.virgendearaceli.com
Estampa conmemorativa de la Virgen de Araceli a los Frailes
Traslado de la Virgen de Araceli desde los Frailes. Foto www.virgendearaceli.com

Las obras en la Plaza Nueva para la construcción de unos aparcamientos provocaron que en 2007 y 2008 se celebrara la procesión del Día de la Virgen desde la iglesia de la Madre de Dios, con sus consiguientes traslados procesionales en los que tampoco faltó el santo franciscano.
Traslado de la Virgen de Araceli a los Frailes. Foto Antonio Ruiz
La Virgen de Araceli y San Francisco de Asís. Foto Antonio Ruiz
La Virgen saliendo de los Frailes. Portada de la revista La Voz 2008
La Virgen en el interior de los Frailes en 2007, año del estreno del palio verde


La vinculación entre la Virgen y el convento no se ciñe a estas visitas. Durante todo el año, una reproducción de nuestra patrona puede venerarse en la iglesia, mientras que un artístico azulejo preside uno de los laterales del claustro.

Fotos El Parigolón


No hay comentarios:

Publicar un comentario