domingo, 26 de enero de 2014

Las bambalinas de la Virgen de Pasión y Ánimas

El Lunes Santo de 1987, Lucena recuperaba una de sus hermandades históricas con la salida procesional de María Santísima de la Pasión y Ánimas. 

(Foto Ana y Antonio ven la Pasión en Lucena)

Después de una década en la calle, la cofradía quiso dar un giro radical a la estética de la dolorosa, sustituyendo el luto de su manto y palio por el azul hiniesta, color dominante en el conjunto estrenado en 1998. Al manto se unieron las bambalinas frontales y trasera del palio, bordadas en aplicación por el sevillano Francisco Carrera Iglesias.


El bordador tomó como inspiración para el palio lucentino el conjunto que realizara el insigne Juan Manuel Rodríguez Ojeda para la Virgen de la Hiniesta del sevillano barrio de San Julián. El palio fue estrenado el Domingo de Ramos de 1907, aunque su configuración actual se debe a la remodelación que el propio Ojeda llevó a cabo en 1929. 



Como curiosidad, el palio también cobijó a la Virgen del Rosario de Montesión entre 1937 y 1940 al haber perdido el suyo la hermandad de la calle Feria. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario