martes, 28 de enero de 2014

El trono del Cristo de la Sangre.

La Archicofradía de la Sangre de Málaga recuperaba su procesión en 1919, después de haber dejado de salir en 1867. Para la salida del Miércoles Santo, la cofradía encargó al tallista local José Benítez Oliver la realización de un trono en 1918. Sobre el cajillo, de madera tallada y escayola en el que se alternaba el color caoba con algunos matices dorados, salieron el Cristo de la Sangre, la Dolorosa, San Juan y María Magdalena, como podemos ver en la fotografía de 1921 realizada en el interior de la iglesia de la Merced y en la segunda imagen, en la que el misterio hace su salida desde el desaparecido templo.

(Fotos del blog Málaga no es sólo la Alameda)

Esta configuración se mantuvo hasta 1922, año en que el grupo sería incrementado con la incorporación de Longinos y otro personaje más que sujetaba las riendas del caballo. Estas figuras, junto a la Magdalena, San Juan y María Salomé, fueron realizadas por el sevillano Francisco Marcos Pintado. Para ello, el trono fue ampliado por Antonio Barrabino.


 (Cristo de la Sangre en 1922, Málaga no es sólo la Alameda)
(Cristo de la Sangre en 1923, Málaga no es sólo la Alameda)

El misterio, conocido por los malagueños como "las siete y media" por el número de imágenes que portaba, tuvo que buscar asiento en otro paso de mayores dimensiones, encargado por la cofradía al granadino Luis de Vicente. En 1924, la hermandad de la Sangre procesionó por las calles de Málaga en su nuevo trono, aunque el anterior fue cedido a la popular cofradía perchelera del Chiquito. Desde la iglesia del Carmen, el Jueves Santo del citado año salió la Virgen del Gran Poder en el trono de José Benítez, al que se le adaptaron las barras de palio.

(Foto Málaga no es sólo la Alameda)

Ésta sería la última vez que el trono compareciera ante los ojos de los malagueños. En 1924, por mediación de don Félix Sáenz y su esposa Rosario Siuri, el trono llegó en ferrocarril a Lucena, donde se estaba gestando la hermandad del Cristo de la Sangre. En 1925 hacía su primera salida por las calles de nuestra localidad desde la parroquia de Santo Domingo, después de haber reducido sus dimensiones. Hasta 1959 salieron en el paso las imágenes de María Magdalena y una Dolorosa, que fue sustituida en esa fecha por la Virgen del Mayor Dolor de Castillo Lastrucci.

(Foto de Ariza)

Entre 1959 y 1966, el Cristo de la Sangre procesionó con la Virgen del Mayor Dolor, haciéndolo en solitario a partir de 1967 a raíz del estreno del paso de palio. 


(Fotos de Antonio Ortega)

Tras varias intervenciones en las que se sustituyeron las cartelas, molduras, escudos y los candelabros, el trono del Cristo de la Sangre ha llegado a la actualidad con un aspecto remozado pero sin renunciar a su impronta.

(Foto Flickr)

(Foto de José Antonio Invernón Porras)

No hay comentarios:

Publicar un comentario