lunes, 23 de septiembre de 2013

Un proyecto para la Puerta de la Mina

Uno de los momentos culminantes de la romería de bajada de María Santísima de Araceli se produce cuando la imagen llega a la ciudad de la que es patrona. La entrada se hace por el lugar conocido como Puerta de la Mina, junto a la Era del Santo, y que a pesar de su denominación carece de una puerta en sí. Por eso, el arquitecto César del Espino realizó un proyecto para construir una gran portada que habría de situarse en la rotonda de la ronda sur. 

(Foto Diario Córdoba)

La construcción de la Puerta de la Mina, además de constituir un excelente ornato para la desértica rotonda, supondría un atractivo para la romería. Y es que son muchas las hermandades que discurren bajo puertas o arcos durante sus desfiles procesionales, al proporcionar éstos buen marco para los espectadores. En la capital cordobesa, tras las obras de remodelación del Triunfo, las cofradías pasan por debajo de la Puerta del Puente. 
(Foto Diario Córdoba)

Muy cerca, en el barrio de San Basilio, el arco de Caballerizas es el que supone la entrada al entorno de la Catedral. Pasión, el Miércoles Santo, y el Tránsito, en agosto, pasan bajo él.

(Foto Vulkan72)

En Sevilla, el Arco del Postigo del Aceite es testigo del paso de numerosas cofradías, tanto a la ida como a la vuelta de la carrera oficial. 

(Foto El Mundo)

Y también emblemáticos son el arco de la Macarena, que forma parte de la muralla que aún circunda parte de este arrabal sevillano, y el que la Virgen de la Cabeza cruza cada mes de abril durante su multitudinaria romería.