martes, 22 de enero de 2013

La Virgen de la Paz de la Vera Cruz de Lucena.

Este jueves celebraremos la festividad de María Santísima de la Paz. En la actualidad, dos son las hermandades que rinden culto a imágenes con esta advocación, el Amor y la Columna. En cambio, desde el siglo XVI existió en Lucena una imagen de la Paz, titular de la cofradía de la Vera Cruz. La talla, de la época fundacional de la hermandad, se veneraba en el centro del retablo mayor de la ermita de la calle Ancha.

 
A pesar de ser una imagen de gloria, la Virgen de la Paz cerraba los desfiles procesionales del Jueves Santo, algunos años en las andas de plata de la Virgen de Araceli. La decadencia de la Vera Cruz y su posterior extinción provocó que se trasladara a Santiago, desde donde procesionó a partir de 1955 tras la Columna.

(Foto de A. Ortega)
 
Formada una cofradía en torno a Jesús Caido a finales de los setenta, la Virgen de la Paz pasó a formar parte de la misma, esta vez como Virgen de la Salud.
(Foto de A. Cobos)
 
Antonio Budia y Justo Romero la restauraron para atenuar sus rasgos de gloria, mientras que la última restauración, pocos años antes de ser sustituida por la actual dolorosa, dejó sobre la imagen una policromía de dudosa calidad. Por este motivo, debería volver a ser restaurada por expertos en la materia y reponerse al culto en la iglesia de Santiago, eso sí, como imagen gloriosa, para que sirva como testigo de la historia de la cofradía de la Vera Cruz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario