martes, 29 de enero de 2013

La Virgen del Divino Consuelo en el Corpus de 2006.

En 2006, para el paso de la Archicofradía del Santísimo Sacramento de Lucena por la calle Ancha, la hermandad del Encuentro decidió montar un altar presidido por una de las dolorosas más hermosas de la ciudad, la Virgen del Divino Consuelo. Así se presentaba la dolorosa del Domingo de Ramos.
 
 
 


jueves, 24 de enero de 2013

La reposición al culto de la Virgen de la Paz.

Hoy, festividad de Nuestra Señora de la Paz, traemos una fotografía de la titular mariana del Cristo del Amor de Lucena. Fue tomada el 25 de febrero de 2007, cuando estaba preparada para una función de acción de gracias por su regreso tras la restauración llevada a cabo por el egabrense Salvador Guzmán Moral.
 

miércoles, 23 de enero de 2013

La primera salida del Cristo del Amor.

En 1867 quedaba depositado el Cristo del Amor en la parroquia de San Mateo, cumpliendo así con el testamento de Domingo María de Tapia. Desde ese momento, la imagen quedó depositada en la capilla del Cristo de la Yedra, la última del lado de la epístola, junto a la sacristía. En la tarde del Jueves Santo de 1961, el Nazareno salió para formar el misterio del encuentro con la Virgen camino del Calvario. La dolorosa escogida fue la antigua Virgen de los Desamparados del hospital de la plaza de Aguilar, el popular "Hospitalico", regentado por la hermandad de la Santa Caridad, y que más tarde conoceríamos como Virgen del Socorro en la hermandad de Jesús Nazareno.
 
(Foto Campanitas)

martes, 22 de enero de 2013

La Virgen de la Paz de la Vera Cruz de Lucena.

Este jueves celebraremos la festividad de María Santísima de la Paz. En la actualidad, dos son las hermandades que rinden culto a imágenes con esta advocación, el Amor y la Columna. En cambio, desde el siglo XVI existió en Lucena una imagen de la Paz, titular de la cofradía de la Vera Cruz. La talla, de la época fundacional de la hermandad, se veneraba en el centro del retablo mayor de la ermita de la calle Ancha.

 
A pesar de ser una imagen de gloria, la Virgen de la Paz cerraba los desfiles procesionales del Jueves Santo, algunos años en las andas de plata de la Virgen de Araceli. La decadencia de la Vera Cruz y su posterior extinción provocó que se trasladara a Santiago, desde donde procesionó a partir de 1955 tras la Columna.

(Foto de A. Ortega)
 
Formada una cofradía en torno a Jesús Caido a finales de los setenta, la Virgen de la Paz pasó a formar parte de la misma, esta vez como Virgen de la Salud.
(Foto de A. Cobos)
 
Antonio Budia y Justo Romero la restauraron para atenuar sus rasgos de gloria, mientras que la última restauración, pocos años antes de ser sustituida por la actual dolorosa, dejó sobre la imagen una policromía de dudosa calidad. Por este motivo, debería volver a ser restaurada por expertos en la materia y reponerse al culto en la iglesia de Santiago, eso sí, como imagen gloriosa, para que sirva como testigo de la historia de la cofradía de la Vera Cruz.

domingo, 20 de enero de 2013

Patrimonio perdido de Lucena: La ermita de Santa Lucía.

En la confluencia de la Plaza del Mercado con el callejón de Santa Lucía, frente al matadero, se alzaba la pequeña ermita que hoy da nombre a este sector de Lucena.


Sus orígenes hemos de situarlos en el siglo XVI, pues Miguel Sánchez de Hernán Núñez hace una donación de diez mil maravedíes en 1575. Muy pronto, dos años más tarde, tenía fundada una cofradía que venerará una imagen de la santa en un retablo de yeso que se completaba con pequeñas pinturas de las santas Clara y Rita y otras de mayor entidad de los patrones de Córdoba, San Acisclo y Santa Victoria. El interior también albergaba pinturas de los santos Francisco Javier, Francisco, Fernando, José y Jesús Nazareno, así como un altar con el crucificado de la Paz.
 

 
La ermita se vinculó muy pronto a la devoción a María Santísima de Araceli ya que hasta 1861, año en que se abrió el camino actual hasta el Santuario, la patrona llegaba a la ciudad por el camino de Granada. Antes de adentrarse en Lucena, la Virgen de Araceli era depositada en Santa Lucía. Precisamente la falta de uso del templo motivó que tuviera que repararse en 1912 gracias a la colaboración de distintos vecinos.

En cambio, las limosnas de los devotos no fueron suficientes para evitar su demolición, que finalmente se efectuó en 1982. El diario ABC, en su edición de Sevilla, dedicó unas líneas al injustificado derribo en los periódicos del 4 de mayo y del 16 de julio del citado año. Y es que el Centro de Estudios sobre Patrimonio Histórico "Ambrosio de Morales" de Madrid estaba en contra de esta demolición con la que, sin duda, se puso fin a una ermita con muchísima historia y tradición aracelitana.

Según el cronista de la ciudad don Luis Fernando Palma Robles, el Cristo de la Paz podría identificarse con el crucificado que se expone a los pies de la nave de la epístola de la parroquia de Santiago.
 
(Foto de Ricardo Moreno del blog El Parigolón)

miércoles, 16 de enero de 2013

Patrimonio perdido de Lucena: Dolorosa de la ermita del Cristo del Valle.

Hasta los inicios del siglo XX llegó a mantenerse en pie la ermita levantada en el siglo XVIII en la calle Corralás dedicada al Cristo del Valle. En ella se veneraba, junto al busto del Cristo del Amor, otro de una dolorosa. Ambos pertenecían a la familia Tapia, que se había encargado añadirles un cuerpo que, en el caso del Ecce Homo fue realizado por Andrés Cordón y Luis Tibao, tal y como conocimos a raiz de la restauración de la imagen por parte de Salvador Guzmán Moral, mientras que el de la Virgen sería confeccionado por Pedro de Orellana. Domingo María de Tapia fallece en 1854 y la imagen del Nazareno pasa a la parroquia de San Mateo, donde recibe culto desde 1867. En cambio, la dolorosa permaneció en la capilla para, más tarde, pasar a Santiago.
 
 
La Guerra Civil causó estragos en numerosos pueblos de la geografía andaluza, siendo Montemayor una de esas localidades que perdió parte de su patrimonio devocional. Perecieron las tallas de Jesús Nazareno, que tuvo que ser repuesto por Martínez Cerrillo y la Virgen de los Dolores. Para suplir la pérdida de la Virgen, don Rafael Flores Morante tramitó la cesión de la dolorosa de la ermita del Cristo del Valle, que llegó a este pueblo de la Campiña en 1965.
 
(Foto Flickr)
 
 
La Virgen de los Dolores puede fecharse en los años iniciales del siglo XVIII y se ha encuadrado dentro de la Escuela granadina.
 

(Foto Flickr)
 
Para la redacción de esta entrada hemos de agradecer las investigaciones llevadas a cabo por José Luis Sánchez Arjona, publicadas tanto en la revista Torralbo como en la editada por la hermandad del Amor, Campanitas.
 


martes, 15 de enero de 2013

Patrimonio perdido de Lucena: Imagen de Jesús Preso.

 
 
No son pocas las imágenes y los retablos del patrimonio lucentino que han pasado a otras localidades. Es el caso del Jesús Preso que se veneraba en el convento de carmelitas descalzas, no sabemos si en la iglesia o en el interior del cenobio, y que en la fotografía mostramos. Afortunadamente, la efigie no desapareció sino que se trasladó hasta la localidad de Moriles en el año 1901. Desde 1902 se procesiona el Jueves Santo por las calles de este pueblo cordobés, donde más tarde se le constituyó una cofradía que le rinde culto.

lunes, 14 de enero de 2013

La cofradía de la Pollinita por la Plaza Nueva.

 
En la fotografía vemos la cruz de guía de la cofradía de la Pollinita por el lateral de la Plaza Nueva. La estampa, que de forma casi idéntica se produce anualmente el Domingo de Ramos, en 2006 resultó ligeramente singular. Y es que esta cofradía se convertía en la primera en atravesar una Plaza Nueva sin los naranjos que, en una medida sumamente previsora, dado que las obras tardaron meses en comenzar, ya habían sido retirados para iniciar las obras del aparcamiento.


La Columna en 1915.

La Revista aracelitana publicaba en uno de sus números de 1915 esta bellísima instantánea del Cristo de la Columna, que en ese momento todavía procesionaba el Jueves Santo en el seno de la desaparecida cofradía de la Vera Cruz. Quedaban entonces muy pocos años para que la hermandad languideciera definitivamente y para que el Amarrado de Roldán se trasladara a Santiago para, desde allí, hacer estación de penitencia como titular de una nueva corporación.
 
 
 
No queremos cerrar esta entrada sin recordar a los miembros de la hermandad la necesidad de restaurar su bien más preciado. Es evidente que el Cristo de la Columna presenta un deterioro que va en aumento cada año que procesiona la imagen bajo la lluvia, una práctica demasiado habitual en esta hermandad. Esperemos que se ponga solución a tiempo y que no tengamos que lamentar su pérdida.

Las Coronaciones Canónicas de Remedios de Antequera y Angustias de Guadix.

En los años veinte del pasado siglo comenzaron a normalizarse las coronaciones canónicas. Muchas imágenes van a recibir esta distinción y en el seno de otras tantas hermandades se empiezan los trámites de coronaciones que llegarán más tarde.
 
El 10 de septiembre de 1922 era coronada la patrona de Antequera, la Virgen de los Remedios. Y un año más tarde, el 21 de octubre, la diócesis de Guadix- Baza celebraba su primer rito de coronación en torno a la Virgen de las Angustias de Guadix. La hermosa dolorosa de Torcuato Ruiz del Peral se perdió en la Guerra Civil, por lo que tuvo que ser repuesta por el sevillano Antonio Castillo Lastrucci. Como acto de desagravio, volvió a ser coronada el 6 de septiembre de 1965.

martes, 8 de enero de 2013

La primitiva imagen de la Oración en el Huerto de Lucena.

En 1990, un grupo de estudiantes tuvo la idea de fundar una cofradía en el seno del Marqués de Comares, tal y como ocurriera en 1955 con el Silencio. Tomaron como titular una imagen decimonónica cedida por la familia Torres- Chacón.

 
El Cristo de la Oración en el Huerto había sido realizado en el siglo XIX por el lucentino Andrés Cordón para procesionar en la hermandad de Pasión.

 
Integrada la nueva hermandad en la Agrupación de Cofradías, se incorpora a la nómina del Domingo de Ramos, formando un misterio junto a un ángel seriado.
 
Hasta 1996, año de bendición del Cristo de la Agonía de Luque Bonillo, esta imagen procesionó en el único paso que la cofradía sacaba en ese momento.