domingo, 18 de noviembre de 2012

Noviembre y la Amargura.

El mes de noviembre tiene cierto interés en el mundo de las hermandades. Las imágenes suelen ataviarse con colores oscuros en señal de duelo y son muchas las cofradías que celebran cultos especiales por sus hermanos difuntos o que tienen instituida su salida procesional en alguno de los días del mes. Pero, aunque todavía queden meses para que llegue Semana Santa, en noviembre se nos adelanta el Domingo de Ramos en San Juan de la Palma. En este templo de la calle Feria, collación de gran tradición cofrade, la Virgen de la Amargura recibe a sus fieles desde el presbiterio y anticipándonos lo que está por llegar.
 
 
Y es que, acercarse a la Virgen de la Amargura es contemplar la esencia misma de la Semana Santa de Sevilla, la síntesis más hermosa de lo que significan el mundo de las cofradías según la capital hispalense.

No hay comentarios:

Publicar un comentario