lunes, 22 de octubre de 2012

Imágenes para el recuerdo (III).

En 1998, María Santísima de Araceli celebraba el cincuentenario de su coronación canónica. Para esa extraordinaria efeméride, su Archicofradía decidió que la imagen permaneciera en buena parte de los templos lucentinos. Solamente las ermitas de la Aurora, Dios Padre y las Felipensas, así como el antiguo templo hospitalario de San Juan de Dios, se quedaron sin la presencia de la Patrona. En cambio, la Virgen de Araceli pasó por la puerta de todas estas iglesias. La cofradía de María Santísima de la Aurora decidió llevar hasta el umbral de la portada de su recoleta capilla a su titular, de manera que las dos letíficas efigies quedaron cara a cara durante unos minutos. A ese momento corresponde la siguiente fotografía, extraida de un número de la revista Araceli.
 
 

2 comentarios:

  1. por estos mundos de internet me he topado con tu blog... ¡me ha encantado! soy un enamorado de Lucena, es una ciudad preciosa y esa Virgen de Araceli uf. Te invito a visitar mis blogs www.templetilloretablos.blogspot.com y www.nuevotempletillo.blogspot.com un cordial saludo desde La Mancha

    ResponderEliminar